¿Cómo agrandar el pene con pesas?

Son muchas y muy numerosas las técnicas que se pueden emplear a la hora de agrandar el pene, por la importancia que los hombres le asignan a este aspecto de su anatomía, muchos han probado cualquier tipo de técnica por descabellada que nos pueda parecer.

Las pesas para agrandar el pene fueron una técnica utilizada por las tribus africanas  y de samuráis desde los tiempos antiguos. La técnica de agrandar el pene con pesas consistía en colgar de la punta del miembro  unas pesas.  Los resultados de la aplicación de esta técnica son variados y las opiniones también y se podría decir que se oponen, para algunos esta es una técnica  excelente muy favorable de comprobados resultados positivos, mientras que para otros esta es técnica no es una opción porque no la consideran siquiera viable.

Lo cierto es que si, existe y aunque es una técnica controversial para lograr el alargamiento del pene existen numerosos partidarios defensores de su aplicación que la promueven y defienden como una técnica eficaz. Veamos en que consiste e iremos juzgando su validez.

¿En qué consiste la técnica de agrandar el pene con pesas?

Para los hombres sea cual sea el tamaño de su pene es importante añadirle unos centímetros más a la longitud de su miembro. Aunque para muchos esto pueda parecer una locura y no se atrevan siquiera imaginarlo. La técnica de agrandar algunos atributos corporales con pesas, es algo que como ya mencionamos proviene de las tribus africanas, pero no solo es usada para el pene sino que se aplican prótesis y peso  para agrandar labios, los lóbulos de las orejas, cuellos entre otros.

El método de tracción para modificar ciertos aspectos de la anatomía corporal, pero, ¿cómo agrandar el pene con pesas?  Lograr alargar el pene a través de este método consiste fundamentalmente en colgar de la punta del glande, cuando los tejidos son sometidos de forma prolongada y constante a la tracción que representa el peso los tejidos reaccionan desencadenando una multiplicación celular que provoca de esta manera un crecimiento de los tejidos del miembro específicamente de los cuerpos cavernosos y de los ligamentos suspensorios  y del resto de los tejidos del área. Si vas a aplicar esta técnica es recomendable que cuides la cantidad de peso que vayas a colgar en la punta de tu miembro pues cargarlo con demasiado peso puede causarte una lesión representar un problema con tus erecciones a futuro. Este sistema que si bien puede largar tu pene unos centímetros reducirá su grosor, lo que puede significar un problema para mantener relaciones sexuales satisfactorias, recuerda que para estimular el punto G de tu pareja el grosor es más importante que el largo, adicionalmente los cuerpos cavernosos se estrechan y estos son los responsables de llevar la sangre con las que el pene sostiene su erección.

Este sistema de tracción funciona en forma análoga a los a los extensores del pene que son unos dispositivos médicos en los que se introduce el pene sujeto a dos barras metálicas que lo van estirando en forma progresiva. Este equipo resulta desventajoso por la dificultad para colocarlo retirarlo y llevarlo logrando que pase inadvertido.

Dificultades de agrandar el pene con pesas

Esta técnica representa una serie de desventajas para quienes la asumen como una técnica para agrandar su miembro y es que estas son algunas de las cosas que pueden ocurrir:

El pene es un órgano delicado y sensible que al ser sometido a un tratamiento con pesas puede significar para las severas lesiones, por tan solo unos pocos centímetros. Una de las lesiones más frecuentes asociadas a este método es los daños a nivel de la circulación sanguínea lo cuales son graves para cualquier órgano, pero en especial para el pene que logra su erección a través de la adecuada irrigación sanguínea. Usar pesas para alargar el pene puede significar problemas de erección o disfunción eréctil transitorios o permanentes. No existen pruebas científicas que avalen esta técnica que si bien ha sido usada en el pasado eso no certifica su validez y confiabilidad.